PDF Imprimir E-mail
La UCA San Ramón para mí es una gran escuela

Entrevista con Margarito Espinoza Centeno, Presidente del Consejo de Administración de UCA San Ramón.

“Inicié en los 80´s en Achuapa en una propiedad prestada, sembrábamos millón.

El objetivo era demostrarle al estado que éramos campesinos organizados para que nos proveyeran tierra. El estado compro tierras y se organizó una cooperativa. Así comienza a contarnos don Margarito Espinoza sus inicios en el movimiento campesino. Es un hombre robusto, de voz fuerte y fluida, de piel morena de sol y trabajo. Con 59 años de vida tiene más de 40 dedicados a las labores agrícolas y a organizar la lucha de sus semejantes por el derecho a la tierra.

Margarito comprendió que reivindicar el derecho de los campesinos a la tierra exigía mucho sacrificio, e inició su vida política organizando al campesinado en occidente y en el norte del país durante la guerra civil de los años 80´s. “Con la exigencia que tenía la nación, con una revolución naciente, demandante de tantas necesidades y un proceso de reforma agraria, me trasladé a la ciudad para atender a campesinos de mi talla. Volví al campo en la zona de Miraflor,  Estelí, como dirigente y reinicié mis labores de campo, organizamos la defensa de la tierra y la comunidad de los grupos armados contrarrevolucionarios, para poder garantizar la producción y el sustento. Mientras unos hacían “posta” (vigilancia) otros se dedicaban a la tierra.”

“Al terminar la guerra nos sentimos libres de esa presión y buscamos nuevos horizontes, sobrevivimos a la guerra y nos trasladamos a la cooperativa Ramón García Vanegas en San Ramón en 1995. En ese entonces la guerra ya no era de balas, era jurídica, de leyes y me puse al frente para defender la propiedad que estaba enjuiciada. Gracias a esa experiencia es que fui tomado en cuenta para participar en la junta de la UCA San Ramón”, releva Margarito Espinoza Centeno. Esa tenacidad para lograr un objetivo, su humildad y su experiencia le ha dado el mérito para que hoy presida el consejo de administración de UCA San Ramón.

Don Margarito alterna su trabajo en el campo con la gestión en la UCA, motivado por la voluntad de ayudar a otros campesinos a salir adelante. “Yo soy pobre, comencé trabajando en lo ajeno, hoy tengo 20 mz que he logrado trabajando, mi mayor logro es que mi familia no sufra. Ayudar a otros campesinos a salir adelante para mí en muy importante. La UCA para mí es una gran escuela, comenzamos con poco y hoy estamos más avanzados, conocemos de las leyes y aspectos organizativos. Si se quiere participar en la UCA y cumplir con el trabajo la semana resulta pequeña. A veces hay reunión en la alcaldía, en el Minsa, en el Mined, otras veces hay reunión en la iglesia y el cura lo manda a invitar. Porque es importante. Aquí no venimos por salarios, sino por el interés de ayudar. La junta directiva funciona con viáticos para participar en el proceso de gestión. Con eso se paga el transporte o le pagás el día a alguien para que te haga el trabajo de campo mientras participás en una reunión de la UCA”, explica el presidente.

La UCA se fundó en 1992 por la necesidad de defender la tierra de las políticas contra la reforma agraria del gobierno de Violeta Barrios de Chamorro. “A inicio de los 90´s existió una campaña anti-reforma agraria. Una estrategia que viví en Miraflor fue el desarme de los cooperativistas y la posterior presión de grupos armados conocidos como “recontras” para recuperar la tierra, inconformes por promesa de tierra no cumplidas por el gobierno de Barrios. Muchas cooperativas no toleraron la presión y fueron desmanteladas. Unos buscaron como ganarse la vida de otra forma. Muchos vendieron parcelas para comer antes que ir a robar y poco a poco desaparecieron las cooperativas”.

“En los inicios de la UCA éramos 5 cooperativas, unidas con el lema de “defendamos la propiedad”. Hubo mucho respaldo del alcalde que en aquel entonces era Nelson Artola. La cooperación internacional dio oxígeno, aire puro a los socios y poder preservar medios de vida. Ayuda Obrera Suiza fueron los primeros que dieron apoyo para que UCA comenzara a caminar.” UCA es una unión de cooperativas. Las cooperativas de bienes comunes que surgieron en la década revolucionaria de los años 80´s dejaron de existir. Actualmente las cooperativas acogen socios con bienes individuales que comparten necesidades y han establecido alianzas que les permite enfrentar la problemática del sector campesino productor.

“El rol de UCA en este nuevo contexto es gestionar y facilitar fondos, medios, insumos, la comercialización de la producción de las cooperativas asociadas, básicamente es un canal para las asociadas. El nivel organizativo actual es fuerte, existen fondos, pero aún hacen falta para apoyar a los cooperados y captar nuevos socios. Económicamente se cuenta con algún capital con lo que se ha continuado trabajando y la meta es fortalecer la organización cooperativa hasta donde se pueda”, remarca Margarito Espinoza Centeno.

La presión a las cooperativas que inició en los años 90´s aún está latente. “Los deseos de los exterratenientes que fueron confiscados aún existe, aún tienen el ánimo de ocupar la tierra, de establecer demandas, estamos claros que fueron indemnizados por el gobierno de Violeta barrios, Arnoldo Alemán, Enrique Bolaños y el actual gobierno sandinista. Pero el gobierno actual nos ha dado seguridad. Actualmente se puede decir que el proyecto de nación está en función de los intereses de los campesinos y de beneficios social, la educación, la salud la tierra, antes había un sistema financiero adverso al movimiento campesino, pero podemos decir que con el actual gobierno del frente esas presiones por el momento han desparecido. Este gobierno es pro cooperativismo”.

UCA San Ramón no solo se limita a impulsar proyectos de índole productiva, sino que también vela por la mejora de las condiciones de vida del campesinado en las áreas de influencia de la UCA. El impacto de esta política se mide con la satisfacción. “La UCA ha llegado a la población con proyectos de salud, educación, vivienda, carreteras que han favorecido no solo a los cooperados, como los programas de atención a las mujeres donde también se ha atendido a mujeres no cooperadas, basados en ese principio del cooperativismo, que es la solidaridad. La UCA ha apoyado proyectos no productivos,  pero que favorecen a toda la población, cooperada y no cooperada, eso también está respaldado por el principio de solidaridad”.

Una organización de tanta importancia municipal también tiene sus tareas pendientes que llenan la agenda futura. La participación de las mujeres y jóvenes, el acceso a financiamiento y la autosostenibilidad son prioridades que se mezclan a la lucha por la tierra. “No vamos a decir que lo hemos alcanzado todo, tenemos un atraso cultural todavía, el machismo, desde el tiempo de la Corona. El reto es como ir insertando a la familia y rescatar el protagonismo de las mujeres.”

UCA San Ramón está consciente que la integración de los jóvenes es vital para la continuidad de esta empresa. “Se ha hecho campaña de sensibilización, empoderamiento, formación a jóvenes, estimularlos para que se integren. Darles seguridad a los jóvenes que no se sientan presionados como hijos de dominio, que no pueden decidir, porque piensan que los puede regañar el papa o la mama. Algunas cooperativas tienen el reto de incorporar un 20% de jóvenes, se piensa en ellos como relevo generacional. Lo más importante en esto es que estos jóvenes ya tienen una visión de lo que es vivir en cooperativa”.

Las cooperativas asociadas a UCA San Ramón establecen una sería de requisitos para admitir a socios jóvenes, la posesión de la tierra es el más importante pero se está trabajando en alternativas que destranquen este requisito, como por ejemplo, la sensibilización de los socios para que puedan servir de fiadores a sus hijos. “Personalmente hablo con los jóvenes para plantearles que tienen las puertas abiertas, y aunque tener tierra es un requisito aceptamos que ellos accedan a los beneficios utilizando la tierra de la familia. El problema es que algunos padres aún tienen una cultura mezquina con la propiedad y se niegan a servir de fiadores para sus hijos”.

Otro requisito es, recibir un ciclo de capacitaciones sobre el cooperativismo con un total de 40 horas teóricas, estas capacitaciones ya son impartidas por la UCA. El proceso final es hacer una carta de solicitud formal para que sea valorada por la asamblea, y realizar un aporte económico inicial establecido por Ley – el fondo inicial o de capital de la cooperativa, el o la aspirante debe ingresar al menos el 25% de esa cuota inicial establecida como membrecía anual.

Para consolidar un modelo de organización que sea rentable y sostenible económicamente, la UCA San Ramón hace grandes esfuerzos por garantizar el financiamiento a los productores y facilitarles el acceso de sus productos al mercado. La privatización de la banca en la década de los 90´s, el establecimiento de requisitos fuertes para acceder al crédito fue un factor muy negativo. La inclusión de Nicaragua dentro del Tratado de libre comercio – CAFTA – no ha sido de beneficio para el campesinado principalmente cuando se tiene dificultades para producir y las reglas de juego son injustas.

“El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional nos presta pero nos impone, el CAFTA lo que menos ha hecho es favorecer a los países pobres. Todo tratado que está dentro del respeto mutuo y que beneficie al campesinado está bien. Con el ALBA, los socios de la UCA se favorecen con adquisición de insumos a bajos costos, esperamos obtener independencia y librarnos de las imposiciones y a través de este acuerdo encontrar mercados para nuestros productos. Actualmente los granos se ofertan al mercado local, sólo el frijol negro se vende mediante convenio a Venezuela. El café se vende a través de tratos de mercado justo en Europa y EE.UU. El ganado es más difícil y sólo se vende en canal caliente al mercado nacional, aunque esperamos poderlo ofertar al mercado internacional”.

“La industrialización es otro reto. Abrir la mente hacia otras alternativas también. La diversificación de la producción, no sólo granos o café, sembrar hortalizas, maracuyá, hasta fomentar el turismo, ya hay cooperativas que se han iniciado en este campo. Sabemos que podemos lograrlo pero necesitamos de mucha ayuda. La UCA ha administrado bien los fondos y muchos organismos de afuera nos escogen como contraparte, aquí nadie desperdicia el dinero. La UCA ha sobrevivido como cooperativa gracias a su credibilidad financiera UCA posee prestigio y confianza, nos interesa seguir trabajando en pro del desarrollo del municipio”, termina el presidente de La UCA San Ramón.

 

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.