Imprimir
La cooperación internacional

Al inicio la cooperación nos pagaba hasta los suspiros

“Actualmente la UCA San Ramón es una empresa con fin social, que gracias a la cooperación es económicamente rentable y cuyos recursos se emplean en resolver los problemas que viven los socios, como la pobreza”, nos expresa Blanca Rosa Molina, gerente de UCA San Ramón al referirse a la importancia de la cooperación nacional e internacional en el desarrollo de esta organización.

Toda empresa exitosa tiene un parto difícil: “Al inicio no se tenía ni una hoja de papel, no teníamos un peso, cada quien se costeaba su alimentación y transporte, la alcaldía nos prestó una máquina de escribir y nos dio papelería, Íbamos al “raid” a las cooperativas. La Unag nos cedió el espacio, nos incluyó en las primeras capacitaciones sobre administración cooperativa y poco a poco fuimos tomados en cuenta”, recuerda Blanca.

Ayuda Obrera Suiza – AOS - fue una de las primeras organizaciones que apoyó económicamente a UCA San Ramón. Destinó un fondo de 10 mil dólares para cada cooperativa para renovación del café y fondos adicionales para capacitación. En negociaciones posteriores con la directiva de AOS se logró la adquisición de fondos para la creación de un capital semilla y la búsqueda de financiamiento para la producción.

 

Este fondo revolvente alcanzó los 120,000 dólares a los 6 años. “La dirección superior de AOS decidió prolongar el período de financiamiento, en esos primeros años los fondos de esta cooperación cubrían el 100% de los gastos de funcionamiento. Se pagaba a los técnicos, la administración, la gerencia, hubo mucha asesoría sobre elaboración de planes estratégicos, para darle a la UCA un perfil de empresa con fin social. Al inicio la cooperación nos pagaba hasta los suspiros”, comenta en tono dramático Blanca.

“Amigos de Bonn también contribuyó a la creación de este capital semilla y además nos proveyó de fondos para obras sociales”, continúa, “En el 2002 alcanzamos la autosostenibilidad, cubrimos los gastos operativos, gestionamos los fondos para financiar a los asociados y cubrimos en parte las obras sociales”. Oiko Credit, Fondo de crédito rural y Cecocafen también apoyan facilitando fondos para la producción.

No obstante, la parte social es donde más apoyo necesita la UCA San Ramón, dado que aún no existe un nivel de desarrollo económico tal que permita a las cooperativas cubrir esa inversión.

“Amigos de Bonn ha contribuido por años en la mejora de las condiciones de vida de las familias campesinas, ha impulsado proyectos de infraestructura social como letrinificación, acceso a agua potable y luz eléctrica, y actualmente apoya la producción de cacao”.

 

Pero tampoco se puede aspirar a obtener un gran desarrollo si no se rompen algunos tabúes.

Un estudio reveló que las condiciones de vida de las mujeres, no se estaban beneficiando con la integración de estas a las cooperativas y se decidió destinar fondos para impulsar una política con un enfoque de género que garantizará una distribución más equitativa de los recursos entre mujeres y hombres. Día mundial de la Oración y Fed–Hivos han apoyado las iniciativas de desarrollo y género, y empoderamiento de las mujeres.

UCA San Ramón es una organización que vive gracias a la cooperación internacional y al esfuerzo de sus socios. “La cooperación internacional ha sido fundamental para la sostenibilidad de la UCA San Ramón – asevera - hemos dado un gran paso al alcanzar la autosestibilidad administrativa y sirviendo en la mejora de las condiciones de vida de los más de 2,000 asociados. Sin embargo, necesitamos apoyo para continuar ejecutando proyectos sociales destinados a la mujer y a los jóvenes, a la preservación y protección del medio ambiente, a impulsar la diversificación de la producción por medio del asesoramiento de los productores en cultivos no tradicionales y la creación de iniciativas de turismo rural comunitario”. El ecoturismo es un reto para la UCA San Ramón, al inicio no se contaba con fondos para ese rubro, ni experiencia; el apoyo de Lutheran World Relief, MS y Pnud ha sido decisivo para el surgimiento de iniciativas turísticas en tres cooperativas que acogen a unos 2,500 visitantes cada año.

El fortalecimiento de la UCA y sus socios y socias, la diversificación de la producción agropecuaria, la promoción de nuevas tecnologías y el fortalecimiento de la economía solidaria son los grandes retos. UCA necesita mucho apoyo para seguir adelante. Toda persona u organización con interés de participar con nosotros en este desafío, son bienvenidas.